25 ene. 2012

Uribe Kosta empieza a pedalear

Uribe Kosta proyecta crear una de las mayores redes ciclistas de Bizkaia
El extenso recorrido de casi 71 km apuesta por introducir los bidegorris en los centros y unir municipios

SOPELANA. Uribe Kosta lanza un órdago al monopolio del coche con la planificación de una gran malla ciclista de casi 71 kilómetros de recorrido. La Mancomunidad, en colaboración con los siete municipios, plantea una de las mayores redes comarcales de Bizkaia para facilitar que la bici sea un medio de transporte alternativo en el día a día.

El plan refuerza la expansión de la bicicleta en Uribe Kosta emprendida hace 2 años con el primer servicio de préstamo comarcal en Bizkaia. Así, la red soluciona la actual carencia de bidegorris del entorno con un impulso sin precedentes que prácticamente multiplica por 7 los actuales tramos de apenas 11 kilómetros. A día de hoy, los escasos carriles se concentran mayormente en Sopelana y Berango, con una presencia casi inexistente en el resto de localidades.

El estudio afronta actualmente la recta final para su aprobación definitiva en febrero, tras un intenso trabajo de campo de medio año supervisado por los diferentes servicios técnicos municipales. Esta semana, el planteamiento pasó el análisis popular con dos presentaciones públicas en Sopelana y Gorliz en las que los vecinos ofrecieron sus aportaciones.

El plan apela a que se alcance un consenso para asegurar que la red no se quede en un catálogo de buenas intenciones y pueda ser una realidad en el futuro. A este respecto, el equipo redactor del estudio ha buscado la aceptación de los Ayuntamientos y las administraciones competentes para implantar la red.

"Es un plan realista y factible en el que hemos analizado lo que se puede realizar, porque no plantea oposición", señala Ibon Hormaeche, director del estudio. De hecho, la cooperación con los municipios facilitará la implantación de la red al integrarse en las planificaciones urbanísticas actualmente en desarrollo.

"Son momentos de oportunidad para llegar a un acuerdo en municipios como Plentzia, que están definiendo ahora las nuevas urbanizaciones en el desarrollo de su plan general", señala. El documento orienta a los municipios con los trazados y los tipos de vías más adecuados, aunque no establece un plazo de tiempo concreto. En este caso, Hormaeche vincula la expansión de la red al crecimiento local, porque las nuevas urbanizaciones incorporarían los bidegorris sin gastos adicionales para los Ayuntamientos. De hecho, la próxima construcción de un acceso directo al hospital de Urduliz podría suponer la implantación del primer nuevo tramo de la red.

Como primer objetivo, el estudio quiere fomentar la bici entre la población acercando su uso a todo tipo de usuarios. "Nuestra prioridad no son los ciclistas deportivos. Nos planteamos la bici para todas las actividades diarias sin necesidad de tener una preparación física extraordinaria", señala el texto, el cual advierte sobre el uso desproporcionado del vehículo privado para los desplazamientos cortos, ya que "el 90% de los viajes no alcanzan los 5 kilómetros", precisa. Por ello, el plan apuesta por la alternativa de este medio de transporte en cualquier ámbito cotidiano ya sea para realizar recados, compras o desplazarse a la escuela o al trabajo. Con este fin, la red traza recorridos accesibles con pendientes máximas de un 6%.

Para universalizar su presencia, el mapa diseña una tupida malla interna que penetra los cascos urbanos para facilitar los desplazamientos locales a los puntos de referencia. La red multiplica su presencia en la vía pública con 41,5 kilómetros desplegados en los ámbitos urbanos. En este caso, Sopelana lidera la implantación de los carriles ciclistas con 8,5 kilómetros distribuidos entre sus barrios. Paralelamente, el mapa ciclista asegura la continuidad del tránsito por la comarca con una red integral que comunica los siete municipios trazando una columna vertebral de más de 29 kilómetros para estructurar los movimientos ciclistas entre diversas localidades.

CIRCUNVALACIÓN De hecho, el estudio va más allá y se adentra fuera de la comarca para impulsar una circunvalación ciclista que una Urduliz con Plentzia a lo largo de la margen derecha del río Butrón. Para hacerlo posible, la red incluye un ramal de 3,5 kilómetros por el municipio limítrofe de Gatika.

Barrika se revela como una vía estratégica en esta red de comunicaciones al unir Barrika y Sopelana con el entorno de Plentzia y Gorliz a través del frente costero. En menor medida, el entorno de la parte trasera de las cocheras del metro jugará un papel crucial en la expansión por la presencia de un eje que conectará Sopelana y Urduliz. Asimismo, el estudio asegura la continuidad con la red de bidegorris de los entornos más próximos de Getxo y Mungialdea. El plan cierra el círculo y completa su prolongación empalmando el alto de Andrakas con la red que se proyecta en el entorno de Gamiz.

Esta conexión se une a la que ya existe con Getxo a través de un bidegorri común que discurre paralelo al corredor de Uribe Kosta. Además, el plan incluye un segundo empalme a Getxo por el pinar de las inmediaciones de la playa La Salvaje.

El mapa incorpora todas las modalidades de vías ciclistas para adaptarse a cada uno de los entornos. El diseño aboga por alejar al ciclista del conductor con un 75% de vías diferenciadas de los carriles de tráfico, ya sea por la calzada o por las aceras.

Sin embargo, el estudio recurre a la convivencia de la bici y el coche para propiciar su presencia en el corazón de las localidades. En este caso, se proyectan más de 17 kilómetros en los distintos cascos urbanos. Hormaeche defiende esta fórmula para conciliar los intereses de los diferentes colectivos. "En calles estrechas es complicado trazar un bidegorri porque generas conflictos. No hay espacio suficiente en las aceras y las bicis tienen que circular por la calzada si no quieres quitar aparcamientos", señala.

Para ello, propone la modificación de estos tramos a través de un diseño semipeatonal que garantice la seguridad de los ciclistas con la ralentización del tráfico. Con este fin, el plan desarrolla tramos de velocidad reducida a 30 kilómetros.

Paralelamente, las vías saltan de los entornos urbanos a pistas naturales para asegurar la continuidad de los tramos. En este caso, los redactores rescatan un viejo camino rural en una antigua zona de baserris de Barrika para unir el centro de la localidad, desde la parte trasera del asilo, con la ría. De esta forma, la red se aparta de la carretera que presenta claros inconvenientes para el ciclista con una fuerte pendiente y una curva muy cerrada.

CAMPING Además, el plan abre una senda por un espacio natural para comunicar el camping de Sopelana, en las inmediaciones de la playa de Atxabiribil, con el arenal de Meñakoz, en la muga con Barrika. La vía proyectada prolonga la actual entrada al camping por un trazado de campo a través. Sin embargo, el diseño preserva el carácter natural del entorno con un pavimento respetuoso con el medio ambiente a través de arenas compactadas. El estudio comparte el voladizo peatonal de la ría para atravesar el cauce por el puente y llegar a Plentzia. Este vial se extiende por el paseo de la rivera hasta alcanzar Gorliz por la playa a la altura del pequeño sanatorio antiguo. La red conecta el núcleo urbano gorliztarra desde dos puntos diferentes; con un ramal procedente de la playa y otro segundo que parte de la ría y recorre la cuesta de Paulina.

Finalmente, la red se extiende al municipio más alejado de la comarca, Lemoiz. El estudio plantea la conexión a través de la actual carretera del barrio de Saratxaga en Plentzia. La propuesta propone suavizar la subida a través de un trazado en zigzag por una nueva senda natural que empalma con el último tramo de la carretera hasta llegar al alto de Andrakas. Un nuevo vial se dirige de nuevo a la costa para comunicar con el puerto de Armintza, punto final de la red. A su vez, Andrakas se convierte en un nudo de comunicación ciclista con su unión con el tramo foral que se proyecta hasta Gamiz.

Artículo extraído de: http://www.deia.com/2012/01/22/bizkaia/margen-derecha/uribe-kosta-proyecta-crear-una-de-las-mayores-redes-ciclistas-de-bizkaia

Para colaborar en el proyecto: http://emuk.uribekosta.org/?a=detalle&pto=280